niño travieso - reconocer la diferencia